viernes, 27 de julio de 2012

OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN


En primer lugar, es necesario establecer qué pretende la investigación, es decir, cuáles son sus objetivos. Hay investigaciones que buscan, ante todo, contribuir a resolver un problema en especial –en tal caso debe mencionarse cuál es y de qué manera se piensa que el estudio ayudará a resolverlo-, y otras que tienen como objetivo principal probar una teoría o aportar evidencia empírica a favor de ella.

Los objetivos deben expresarse con claridad para evitar posibles desviaciones en el proceso de investigación cuantitativa y ser susceptibles de alcanzarse;  son las guías del estudio y hay que tenerlos presente durante  todo su desarrollo. Evidentemente, los objetivos que se especifiquen requieren ser congruentes entre sí. (Hernández, 2006).

Objetivos
• Debe tener un único objetivo general

• Puede tener un mínimo de tres objetivos  específicos. Enumerados en orden de importancia, orden lógico, orden temporal,…

• Deben ser consistentes con el problema

• Los objetivos son inherentes a la definición y delimitación del problema; es decir, se desprenden al precisar el  estudio.  Los objetivos de  investigación se construyen tomando como base la operatividad y el alcance de la investigación. 

• Se expresa una acción a llevar a cabo.  Por lo tanto debe estar iniciado por verbos fuertes, que indican acciones, a continuación se indica el fenómeno en el que –o con quien—se llevará a cabo dicha acción. Seguidamente se indica el objeto de investigación, es decir, el fenómeno o las partes en relación que serán investigados, indicando finalmente para qué se realiza esta acción investigativa.  

• Requisitos para plantear los objetivos: 
Enfocarse a la solución del problema. 
     Ser realistas. 
     Ser medibles. 
     Ser congruentes. 
     Ser importantes. 
     Redactarse evitando palabras subjetivas. 
     Precisar los factores existentes que lleva a investigar. 
     Enfatizar la importancia de mejorar la organización. 

Para construir los objetivos deben considerarse las siguientes interrogantes (los que sean necesarios y en el orden más conveniente): 
Quién, 
      Qué, 
             Cómo, 
                  Cuándo y 
                               Dónde. 
A continuación se muestra un cuadro sintagmático que puede ayudar a construir Problemas y Objetivos de investigación. 
  
Verbo (Ud. Lo pone)
Describir
Diagnosticar
Explicar
Analizar  
Establecer 
Averiguar 
Identificar 
Recopilar 
Investiga 
Revelar 
Descubrir 
Indagar 
Inquirir 
Pesquisar 
Registrar 
Buscar

Fenómeno
Estructuras 
Funciones 
Roles 
Historial 
Probabilidades 
Relaciones 
Avances 
Retrocesos 
Resistencias 
Facilidades 

Subfenómeno 
Entre... 
De... 
Del... 
En... 
Cuando... 
Cómo... (Infrecuente)

Para...  (Finalidad del Objetivo) 
Mejorar 
Renovar 
Confeccionar 
Sugerir 
Proponer 
Innovar 
Resolver 
Satisfacer 
Controlar 
Iniciar 

¿EL PARA QUÉ?; Y, LOS PROPÓSITOS
En el quehacer de los seres racionales, una de las preguntas básicas,  es la pregunta: ¿Para qué? Hacer tal o cual cosa.

Al responder a esa pregunta formulamos algún tipo o nivel de propósito: una finalidad, un objetivo general o fin, un objetivo específico, una meta, una actividad; o, finalmente una tarea o acción.

Todo propósito es algo que pretendemos: perseguir, alcanzar, lograr, cumplir, desarrollar o ejecutar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada